jueves, 16 de abril de 2009

Arquitectura

Muchos arquitectos suelen emplear un método para realizar sus obras, sobre todo si son algo imaginativos, que consiste en representar objetos conocidos a escala colosal. Antiguamente, la mayoría de las iglesias tenían forma de cruz y estaban orientadas hacia el Este, mientras que algunos otros edificios modernos toman formas de objetos, como el Guggenheim, por poner un ejemplo.

Pues bien, en Rentería existe una iglesia cuya forma nos recuerda...¡ a la cabeza de Mazinger !

Los asistentes a Rentería en aquella mañana de desayunos y tal, nos preguntamos intrigados si debajo estaría el cuerpo, enterrado bajo las calles y listo para entrar en acción si apareciese el Doctor Infierno. Desde luego, sería muy steampunk..

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios están sujetos a moderación por parte del administrador. Te rogamos que tengas un poco de paciencia.

Entrada destacada

Hablemos de librojuegos