miércoles, 12 de agosto de 2009

Pringaos de fantasía

Son los malos de la película, son brutales, son la carne de cañón que muere en incontables hordas, tanto a manos de los "buenos" como de sus propios jefazos. A ver si lo adivináis. Efectivamente, son los orcos..

Denostados y vilipendiados al máximo en casi todas las novelas, películas y juegos de fantasía, los pobres orquitos son la hez de los mundos en los que se inspiran, los malos malísimos disponibles en ingentes cantidades para uso y disfrute de cualquier Légolas que se precie, una progenie que hay que eliminar para que el mundo funcione mejor, brille la luz y esas cosas tan cursis que se dicen (bajo un horterísimo fondo musical de violines, que todo cuenta).

Pues desde aquí, ausente desde hace algún tiempo, voy a manifestar que me caen simpáticos los brutales orquitos. Son los pringaos de los mundos fantásticos, siempre en guerra (con otros orcos o con las llamadas razas libres) en un mundo cuya población tiene generalmente un coeficiente intelectual mayor que el suyo. Sus tierras son siempre las peores, devastadas y en las que poca cosa hay que hacer, salvo ir a cazar la cena tú mismo, suponiendo que no termines siendo el plato principal, claro. Son criados como conejos por los malos "oficiales" y empleados en trabajos forzados hasta la extenuación, total, hay tantos y taaaan tontos..(un poco como los obreros y parados de este país nuestro, que también parece sacado de película).

¿Que a qué viene todo esto? Sencillo. en el poco tiempo que llevo jugando al World of Warcraft he terminado cogiéndole cariño a los tipejos verdes, aunque algo ya intuía en mis incursiones por Warhammer. En mi vida he recibido tantos palos seguidos. He sido vapuleado, incinerado, envenenado y machacado más veces que con otros personajes, todo eso cumpliendo con misiones sencillas en un mundo muuuy duro y sin recompensas de "qué bien, ahora tenemos un mundo mejor, ¡ viva viva!". Y todo esto en la vida cotidiana, que todavía no he salido del valle de casa..

Lo dicho. Dejad las ballenas y salvad a los orcos. Si Alfredo Landa ( el eterno currito hispánico) estuviera aquí, seguro que sería un orquito. Es su Karma..

1 comentario:

  1. A mi siempre me han gustado mucho, son simplones pero divertidos y eso es un punto XD

    ResponderEliminar

Los comentarios están sujetos a moderación por parte del administrador. Te rogamos que tengas un poco de paciencia.

Entrada destacada

Hablemos de librojuegos