martes, 27 de abril de 2010

La amenaza del caos (D&D)

La ciudad de Sharrak, debilitada tras el ataque del dragón del hielo y sus sirvientes, se expone a una hambruna segura. Aislados por el crudo invierno y con las reservas de alimentos mermadas por el ataque, los supervivientes se afanan en hallar el modo de seguir con vida hasta la llegada del deshielo, dentro de varios meses.

Mientras tanto, el Príncipe impone su férrea voluntad de dominio sobre la población. Se ha establecido el toque de queda y el racionamiento de los escasos víveres disponibles, mientras que las ejecuciones públicas han pasado a ser algo cotidiano. Los Sharrakianos miran con temor al futuro, sabedores de que cuando los hielos se retiren, las tribus orcas de las tierras del Caos descenderán sobre la otrora inexpugnable ciudad como el agua que discurrirá por las torrenteras.

Bajo la ciudad, un antiguo mal sin nombre, origen de todas estas desgracias y quizá de otras que están por venir, se retuerce en sus lóbregas profundidades y hunde sus oscuras raíces en la memoria racial de enanos y humanos, en rememoranza de ancestrales pactos y olvidadas líneas de sangre. Los clanes enanos guardan silencio, mientras los magos de la torre buscan un equilibrio de intereses entre la búsqueda de conocimientos y sus propias conspiraciones internas.

El futuro de Sharrak, y quizá de todos los reinos septentrionales de Antra, pende de un frágil hilo.

sábado, 24 de abril de 2010

Una de Samurais

Ayer me hice PJ de Bushido, un budoka de nombre impronunciable (vamos, que no me acuerdo ni yo..). El jueguecito en sí disfruta del mismo sistema de juego que Aftermath, pero simplificado, lo cual es de agradecer después de pasar por la tortura mental y física de hacerse un personaje en dicho juego post-apocalíptico.

Bushido pertenece a los llamados juegos de Segunda Generación ("Biografía no autorizada del Juego de Rol", por Ricard Ibáñez, publicada en la "Guía del Juego de Rol", Ediciones Zinco, 1992) y eso se nota en el intrincado sistema de combate, más cercano a un juego de simulación que al rol tal y como o conocemos y al detalle en los aspectos tácticos para no dejar casi nada al azar. El sistema incluye un calendario para que tu personaje planifique sus acciones entre partida y partida (dedicarse a una profesión, cultivar, estudiar...)

En cualquier caso, me lo pasé como un enano intentado el asalto a la casa de los bandidos, que era de lo que trataba el módulo y lo que nos consumió las cuatro horitas que le dedicamos. Ciertamente, el desarrollo fue lento, pero a un aficionado a los mapitas y figuritas como un servidor, le pareció de lo más interesante.

Vamos, que ya estoy deseando que llegue la próxima sesión (^^)

domingo, 18 de abril de 2010

La Casa Winchester

En la partida de ayer, Eklipse me contó la historia de la casa de la viuda Wnchester, en EEUU. La leyenda dice que la señora Winchester pensaba que los espíritus de las víctimas del arma de comercializó su marido la perseguían y, tras consultar a un medium en Boston, encontró la solución: construirse una casa nueva, lo suficientemente enrevesada y laberíntica como para que los fantasmas no pudieran encontrarla. Mientras la mansión no se acabase de construir, ella estaría segura, así que la obra duró los 38 años siguientes hasta su muerte natural por enfermedad y vejez..

La casa es un auténtico dungeon, con pasajes secretos, falsas perspectivas, columnas puestas del revés, pasillos secretos, puertas falsas...una auténtica casa del terror. En ella se han perdido algunos visitantes. La mansión Winchester tiene fama de ser una casa encantada, en ella se han rodado algunas películas y sus visitas son un negocio bastante boyante.

Aquí os dejo el link:

viernes, 16 de abril de 2010

KULT


¡Oh Dios mío !!
¡ Esta noche tendremos la partida de Kult dirigida por JP !.

Estoy deseoso de volver a enfrentarme a las realidades alternativas de KULT-JP, esta vez con nuevo personaje, que el Matemático chalado creo recordar que pasó a mejor vida..hace mucho tiempo.

Entrada destacada

Bloqueo de escritor: dormir en los brazos del dragón