sábado, 17 de marzo de 2012

Borderlands

"El planeta Pandora es un yermo con poca población, en el que la ley se escribe a diario entre el humo del último tiroteo. La civilización está compuesta de pequeños puestos avanzados al borde de la influencia humana, en un área llamada Borderlands. La única atracción de Pandora es una mística Cámara  repleta de riquezas inimaginables almacenadas hace eones por una cultura alienígena desaparecida.

Cazadores de fortuna, mercenarios corruptos y malhechores vagan por ahí y registran cada grano de arena en busca del tesoro. Dado que la mayor parte de la vida inteligente de Pandora son buscadores de la Cámara, la sociedad se ha ido al infierno. Los puestos avanzados y las zonas del interior son muy peligrosas. Y con cientos de miles de armas en manos de gente con el gatillo fácil ¿para qué discutir si los disparos de una ametralladora van a zanjar una discusión de un modo rápido?"

Así comienza Borderlands, la última adquisición por cortesía de JP para nuestras sesiones de tiroteos ocasionales. Se trata de un juego con toques a lo Mad Max, en el que llevas un mercenario (entre cuatro modelos) para intentar encontrar la famosa Cámara. Hasta aquí, uno más de tiros..

Sin embargo, este pequeño tesoro de Take2 (compañia de la que tengo excelentes recuerdos por su Star Crusader) tiene aspectos que lo hacen más interesante, al menos, para un servidor. Lo primero es su original estética tipo cómic, con rebordes "entintados" y colores planos, lo cual no está reñido con una excelente factura en 3d. Sólo por eso, merece un lugar destacado en la estantería.

Lo segundo, es que incorpora dinámicas de juego típicas de títulos roleros como Guild Wars. De hecho, es como un Guild Wars offline (con posibilidad de partidas online en la red o vía lan), en que puedes evolucionar tu personaje, cambiar atributos y renovar equipamiento con una total libertad. El progreso de cada personaje se guarda por separado, de modo que puedes seguir tu propia historia o avanzar conjuntamente con otros jugadores, eso sí, escalando la dificultad y recompensas según el número de participantes (de nuevo, una referencia a Guild Wars, pero esta vez a su segunda parte todavía sin publicar, lo cual me hace pensar en un claro "refrito" por parte de Arenanet..). Las áreas son instanciadas como en este juego online y la historia es interesante.

Y por si fuera poco, su estética recuerda bastante a Hell on Earth. ¿Qué mas se puede pedir?

Entrada destacada

El peligro de los Hombres Grises para un escritor-emprendedor

En anteriores artículos, hemos visto lo que era la creatividad , así como las dificultades por las que pasan las personas creativas en...