martes, 4 de diciembre de 2012

Roleros virtuales del siglo XXI

El rol on line empieza a a ser una importante alternativa a las partidas presenciales, especialmente para aquellos jugadores que colgaron los dados sumidos en la vorágine de las obligaciones de la vida diaria. Tras registrarse en el foro correspondiente y aceptar las normas del servidor en cuestión (algunos legales como Puerta de Baldur y otros claramente "no legales"), el sufrido rolero se descarga los archivos necesarios para poder introducirse en ese mundo virtual y, tras la instalación, crea su personaje y ya está listo para la aventura...al menos en teoría.

En la práctica, de nuevo hay que disponer de bastante tiempo para poder seguir minimamente una trama y no dejar colgado al personal y tener la suerte de dar con una comunidad estable y colaboradora, lo cual muchas veces no existe como tal debido a las manías de determinados jugadores o de las malas artes de otros.
Juegos comerciales como World of Warcraft ofrecen servidores oficiales de rol para sus usuarios, pero en la práctica se acaban convirtiendo en lugares donde los roleros tienen casi que esconderse de jugadores que buscan la misma experiencia que en servidores normales, pero con menos competencia "hardcore" por parte de los "rolerdos", a los cuales suelen importunar sin que los "Gamemasters" oficiales intevengan. Por desgracia, es la ley de la oferta y la demanda y, mientras el cliente pague, no se le importuna demasiado, no sea que se largue. Al final, el que se marcha de verdad y por la puerta de atrás es el rolero bueno, con sus ideas, proyectos e historias y acaba recalando en otros lugares "piratas" en busca de aventuras y, sobre todo, de alguien que haga el papel de árbitro y ponga límites a los jugadores conflictivos...por la cara.

Normalmente, los administradores de estos servidores son fugitivos aficionados que pagan los costes de mantenimiento del servidor de su propio bolsillo y que ejercen de GM sin ver un céntimo pero que ponen esa pasíón que es falta a los profesionales y que tanto se echa de menos en los servidores "oficiales". 

Lo cual es de admirar para los que nos movemos entre papeles y pixeles... 

Entrada destacada

Bloqueo de escritor: dormir en los brazos del dragón