viernes, 17 de febrero de 2012

Letargos

Revisando entre los archivos supervivientes del último holocausto en mi disco duro, he encontrado algunas capturas de pantallas de aquellos juegos de ordenador que hice hace ya demasiados años, publicados (subidos, más bien) en la antigua página de AresRioja, cuando todavía se llamaba AJRL, bajo el original nombre de "Pacotejuegos". Lo de "Scarabeus" vendría más tarde, cosas del marketing...

Y de entre todas las imágenes, una de las más apreciadas pertenece a mi primer gran juego para PC Windows 95: INVASIÓN


Alocados combates en primera persona, robots y clones cuasi-invencibles, alienígenas con armas de energía y puertas secretas totalmente inoperantes, todo ello embutido en unas supuestas 3d que no lo eran enrealidad, pero que daban de sí todo lo que podía la tecnología de la época y una música repetitiva e insulsa en un innovador formato mp3 que no entendíamos muy bien pero que estaba allí.

 En fin, un churro grandísimo pero mío a fin de cuentas. Iba a ser una trilogía de 15 niveles, pero se quedó en el primero y gracias. La llegada del Windows 98 y la desaparición del MS-DOS como sistema de base, hicieron que pasara a formar parte de todas aquellos programas obsoletos que ya no cargan sin emuladores, y eso si lo hacen, claro.

Sin embargo, más de una vez me he preguntado qué pasaría si de nuevo intentase retomar la senda, reabrir mi vieja página (en otro host, ya que iespana parece haber sido definitivamente engullida por la crisis económica). Mucho trabajo, pero probablemente del bueno. Ya veremos, que con tanto proyecto en mente y tanto trabajo pendiente, no doy abasto.

Las ideas dormidas son como los dragones. No conviene despertar a ninguno de su letargo si no se sabe correr..

sábado, 4 de febrero de 2012

Bienvenidos a Magnamund



En el país nórdico de Sommerlund, durante siglos ha sido costumbre de los señorres guerreros enviar a sus hijos al monasterio del Kai. Allí, estos serán instruidos en las destrezas y disciplinas por los monjes a su cargo pues un día, cuando hayan aprendido lo suficiente, volverán a casa equipados en cuerpo y mente para defenderse de la constante amenaza de los Señores de La Oscuridad de Occidente.
Una nueva generación de aprendices será tomada este año bajo la tutela de los monjes del Monasterio del Kai para comenzar su aprendizaje. Nos veremos entre sus muros..

viernes, 3 de febrero de 2012

Vuelve el Eternauta

En 1957, la revista "Hora Cero", una modesta publicación argentina de cómics, lanzó "El Eternauta", sin saber que iba a convertirse en una obra de culto. Estaba dibujada por F. Solano López y su guionista era H.G. Oesterheld, el cual acabaría desapareciendo en 1976 a manos de los militares durante la represión militar argentina, sin saber que su obra permanecería para siempre en la imaginería del cómic. De hecho, creo que es la única historieta que es comprada por el Ministerio de Educación Argentino para que no falte en escuelas ni bibliotecas populares.

Y es una obra de rabiosa actualidad...aunque hayan pasado más de 50 años y múltiples reediciones (4 en España desde el 2007)

¿Qué es "El Eternauta"?
Es la historia, en blanco y negro, de un ciudadano corriente de Buenos Aires llamado Juan Salvo, que ve cómo el mundo en el que vive se desmorona irreversiblemente.

Atrapado en su casa con su familia y sus amigos por una extraña nevada de radiación letal, Juan se verá empujado a construirse un traje de protección para intentar salvar a su familia. Cuando recorra las calles cubiertas de nieve mortífera, descubrirá que todo el planeta ha sido objeto de una bien planificada invasión alienígena y que los supervivientes son escasos. La hora de la civilización ha terminado y empieza la de la supervivencia para Juan y sus allegados.

El enemigo, cuyo rostro nunca se verá y que es conocido como "Ellos", es poderoso y cruel. La lucha sin cuartel contra estas entidades desconocidas y la cada vez más escasa esperanza de salvación serán la tónica de la obra y recorrerán infinidad de páginas y viñetas hasta llegar al sorprendente desenlace final.
Pero el Eternauta es mucho más que un cómic de alienígenas. Es un relato lleno de intencionalidad política y enormes connotaciones sociales (las mismas que llevaron a la tortura y la muerte a su creador), las cuales resuenan especialmente ahora, sumidos como estamos en una crisis brutal en la que la lucha por la supervivencia frente a un enemigo todopoderoso y de rostro desconocido (los famosos "mercados") nos trae de nuevo a la memoria a los "Ellos" de un relato que ha marcado un hito en la historia del cómic de ficción.

Entrada destacada

Hablemos de librojuegos