lunes, 24 de diciembre de 2012

viernes, 21 de diciembre de 2012

Vacío

El otoño llega a su fin y las gentes de Sommerlund se preparan para la inminente llegada del invierno. Para los monjes del Monasterio del Kai comienza una etapa de intenso estudio en las bibliotecas y de duros entrenamientos al frío aire de las mañanas. Va a ser un invierno más vacío que otros precedentes, pues el hueco dejado en el corazón de los novicios por la muerte del jovial maestro Serpiente Afilada se hará notar en estos días de oscuridad. Ya no habrá más historias al amor de la lumbre, ni más cuentos de fantasmas.

Las noches al calor del hogar serán algo más tristes, sin duda.

-Nos vemos en Lobo Solitario, esta noche-

domingo, 9 de diciembre de 2012

¿Librojuegos?

Recuerdo los tiempos en los que los libro-juegos llenaban las estanterías de las librerías. Como decía, hubo una época no soñada, como diría R.E. Howard, en la que este nuevo género de literatura inundó, literalmente, las tiendas. Autores como Ian Livingstone, Steve Jackson, J.H. Brennan o Joe Dever eran verdaderas imágenes de culto, sólo por citar a unos cuantos.

En países como Reino Unido la cosa sigue activa y se siguen editando libro-juegos bajo la enseña de Fighting Fantasy. Los que tenemos ya unos añitos recordamos esos libros con nostalgia y buceamos en la red en busca de tan preciosos tesoros.

Un libro-juego es otra alternativa al ocio y al rol. Son aventuras en solitario, en los que hay que elegir un camino entre varios posibles y no todos terminan bien para el sufrido protagonista. Los más sencillitos no tiene reglas ni nada, tan sólo elecciones que terminan con "si quieres abrir la puerta, pasa a la página 23", por ejemplo, mientras que los más complejos poseen sistemas de dados y habilidades al uso, llegando a ser bastante enrevesados en algunos casos. 

Para el lector interesado, ahí van unos enlaces:





Buen provecho.


martes, 4 de diciembre de 2012

Roleros virtuales del siglo XXI

El rol on line empieza a a ser una importante alternativa a las partidas presenciales, especialmente para aquellos jugadores que colgaron los dados sumidos en la vorágine de las obligaciones de la vida diaria. Tras registrarse en el foro correspondiente y aceptar las normas del servidor en cuestión (algunos legales como Puerta de Baldur y otros claramente "no legales"), el sufrido rolero se descarga los archivos necesarios para poder introducirse en ese mundo virtual y, tras la instalación, crea su personaje y ya está listo para la aventura...al menos en teoría.

En la práctica, de nuevo hay que disponer de bastante tiempo para poder seguir minimamente una trama y no dejar colgado al personal y tener la suerte de dar con una comunidad estable y colaboradora, lo cual muchas veces no existe como tal debido a las manías de determinados jugadores o de las malas artes de otros.
Juegos comerciales como World of Warcraft ofrecen servidores oficiales de rol para sus usuarios, pero en la práctica se acaban convirtiendo en lugares donde los roleros tienen casi que esconderse de jugadores que buscan la misma experiencia que en servidores normales, pero con menos competencia "hardcore" por parte de los "rolerdos", a los cuales suelen importunar sin que los "Gamemasters" oficiales intevengan. Por desgracia, es la ley de la oferta y la demanda y, mientras el cliente pague, no se le importuna demasiado, no sea que se largue. Al final, el que se marcha de verdad y por la puerta de atrás es el rolero bueno, con sus ideas, proyectos e historias y acaba recalando en otros lugares "piratas" en busca de aventuras y, sobre todo, de alguien que haga el papel de árbitro y ponga límites a los jugadores conflictivos...por la cara.

Normalmente, los administradores de estos servidores son fugitivos aficionados que pagan los costes de mantenimiento del servidor de su propio bolsillo y que ejercen de GM sin ver un céntimo pero que ponen esa pasíón que es falta a los profesionales y que tanto se echa de menos en los servidores "oficiales". 

Lo cual es de admirar para los que nos movemos entre papeles y pixeles... 

Entrada destacada

La aventura editorial de un pez pequeño

Dentro de una semana , a estas horas estaré dando un curso de creación de mundos en las Ludo Ergo Sum , unas de las jornadas solidar...