sábado, 9 de febrero de 2013

Épica para recordar

Este es, con diferencia, unos de los eventos más épicos en el mundo de World of Warcraft y uno de mis favoritos: el enfrentamiento conjunto de las irreconciliables fuerzas de la Horda y la Alianza para intentar derrotar al Rey Liche. Este será un punto de inflexión en la historia de Azeroth, ya que nunca más volverán a combatir codo con codo, excepto en la confrontación definitiva. Se trata del último punto de contacto entre la campaña final del juego de estrategia original (Warcraft III) y el juego de rol masivo multijugador (WoW), pues a partir de ahí la historia del mundo sólo será narrada en el segundo, con mejor o peor acierto por parte de Activisión-Blizzard.

En la Puerta de la Cólera, el ejército de no-muertos, los Renegados de Sylvanas, mostrará a las claras sus verdaderas intenciones para con el resto del mundo (¡ Muerte a los vivos !) mas, cuando todo parece perdido, la intervención de los Dragones del Vuelo Rojo determinará el desenlace y equilibrará la balanza de nuevo en su favor, tal y como siempre ha sido...

Para muchos aficionados esta es, sin duda, la mejor expansión de World of Warcraft, tanto en frescura de planteamiento como en profundidad de personajes. Por desgracia, colocaron tan alto el listón que todavía no ha logrado ser superado ni por ellos mismos.

Una delicia para la vista en cualquier caso.

Entrada destacada

Penny Dreadful y Dime Novels