viernes, 29 de agosto de 2014

Juegos para interpretar: el rol narrativo

Portada de Príncipe Valiente (Joc Internacional 1990)
El género narrativo en los juegos de rol tuvo su auge allá por los años noventa, cuando surgieron iniciativas para renovar el enfoque  de los juegos que había hasta la fecha, caracterizados sobre todo por la omnipresencia de las tablas y unos sistemas de juego que trataban de abarcar y cuantificarlo todo. La simulación de la realidad en algunos de aquellos juegos era de una gran exactitud, de modo que la fluidez del juego quedaba relegada a un segundo plano, especialmente durante los combates.

En los siguientes años fueron surgiendo una serie de sistemas con características diferentes, en los cuales primaba la improvisación por parte del DJ y la creatividad. Eran sistemas de juego relativamente amables para el jugador y con muchas posibilidades de que determinado perfil de jugadores, cuyo enfoque del juego consistía (y consiste) en un enfrentamiento táctico entre jugador y director de juego, optimizasen sus personajes y utilizaran los agujeros de las reglas como tabla de salvación para lograr sus objetivos.

Algunas características de los juegos de rol narrativos son:

- Sistemas con reglas relativamente sencillas.
- Énfasis en la descripción de las situaciones, más que en los detalles tácticos.
- Se premia la interpretación por encima de los resultados de las tiradas.
- Confianza, hasta cierto punto,  entre el director de juego y los jugadores.
- Los personajes están mejor construidos, al disminuir el peso de las estadísticas.
- La acumulación de experiencia pasa a un segundo plano, ya que es más importante el modo en el que el personaje se relaciona con los PNJ o con otros PJ que el avance estadístico del mismo.
- El director de juego debe hacer un trabajo extra. Las tramas deben ser cuidadas y consistentes. De él depende gran parte de la inmersión en el entorno de juego.
- Determinados estilos de juego son incompatibles con el juego narrativo, por lo que no sirve para todo el mundo.
- Normalmente, no se recomiendan para jugadores o directores noveles.

Pioneros en este tipo de juegos fueron Príncipe Valiente y Castillo de Falkenstein, por poner dos de ejemplos.

Con el auge de las nuevas tecnologías y la popularización de internet al aparecer el concepto de tarifa plana, se ampliaron las fronteras de los sistemas narrativos. El formato de rol vía foro o chat, más estático, favorece el estilo de rol narrativo y atrae a un tipo de jugadores interesados en escribir y describir más que en hacer tiradas de habilidad. Las grandes partidas en este tipo de formato, como muchas de Comunidad Umbria, son de este tipo.

Para saber más:







Entrada destacada

El peligro de los Hombres Grises para un escritor-emprendedor

En anteriores artículos, hemos visto lo que era la creatividad , así como las dificultades por las que pasan las personas creativas en...