1 de agosto de 2014

Y se llama fanfiction

imagen de http://divagaciones-de-una-poulain.blogspot.com.es/2014/03/top-ten-fanfictionnet-20.html
Llevo mucho tiempo escribiendo microrrelatos en blogs y foros, normalmente de rol y basados en ambientaciones de terceros, tales como Guild Wars y World of Warcraft. No es algo que haga por dinero o por aburrimiento, sino que es una costumbre que surge sola y florece por sí misma en los modos más insospechados. La inspiración llega cuando menos te lo esperas, de improviso y por sorpresa, como un ladrón en la noche, y en ese instante casi mágico las palabras brotan una detrás de la otra, misteriosamente y en completo orden, hasta que forman frases, las frases forman párrafos y los párrafos se convierten en algo legible.


Pues bien, amén del propio proceso creativo inherente a esta afición, no le había yo dado más importancia a estos relatos cuando, por casualidad, me topé con una palabra y una definición que venían al dedo al trabajo que llevo haciendo todo este tiempo y sin yo saberlo. La palabra mágica es Fanfiction.

Fanfiction o Fanfic es un subgénero literario en el que el autor prosigue de forma totalmente "apócrifa" obras previas, con mejores o peores resultados, o idea personajes que encajan en ese mundo y viven sus propias historias. ¡ Vaya qué casualidad !

Ciertamente, es un subgénero pequeñito y hasta pueril, que no pasaría los exámenes más rigurosos y que vulnera un poco (o un mucho) los derechos de autor de alguien pero sin malicia, más por homenaje que por desear obtener beneficios. En este sentido, hay veces que se permiten las obras derivadas bajo ciertos límites, véase la política de Arenanet al respecto, mientras que en muchas otras es perseguido o, simplemente ignorado.

En cierto modo, en cualquier mesa de rol tradicional ya se hace esto mismo, pues el hecho de poner por escrito las andanzas de nuestros queridos personajes, cuando son dignas de contarse, ya podría ser considerado fanfiction. Y de esos, hay muchos y de muy buena calidad por todo internet.

También sorprende la baja popularidad que el género tiene dentro de nuestras fronteras, mientras que en los países anglosajones el fenómeno es algo bastante habitual. De nuevo, tal y como escribí en otro artículo, las diferencias culturales marcan el modo de abordar la literatura, especialmente si es de corte fantástico. En más de un sentido, el que se mueve por estos parajes de ficción acaba topándose con los contemporáneos de Don Quijote y en más de una ocasión recibirá más de una pedrada.

En favor del fanfiction tengo finalmente que añadir su utilidad para dar el siguiente paso, es decir, crear obras genuinas y originales al cien por cien. Ciertamente, esto no siempre ocurre, pero la puerta queda abierta y las posibilidades son infinitas.



Para saber más:






Algunos de mis propios fanfic:





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios están sujetos a moderación por parte del administrador. Te rogamos que tengas un poco de paciencia.