sábado, 22 de noviembre de 2014

Técnicas de inmersión y juegos de rol I: Uso de bandas sonoras

En un artículo anterior, comentaba lo importante que es para la narración la influencia de la música.

En una partida de rol con aspiraciones a ser algo serio y no una "pachanga", el hecho de tener una banda sonora adecuada a cada juego y cada situación es clave, haciendo de este modo que el jugador aumente su inmersión en la escena en la que se desarrolla la aventura. Este recurso, procedente del cine, se ha vuelto imprescindible en mis propias partidas, cada vez menos frecuentes por temas personales y laborales, pero muy apreciado tanto por mis jugadores como por un servidor.

Fuente de la imagen: http://wallpaper-kid.com/music-wallpapers-for-desktop-3d.htm


"Lo importante es el ritual"

Esta frase, cita textual de un buen amigo mío, jugador y director de juego excelente, resume a la perfección la filosofía que intento seguir en las sesiones en las cuales dirijo y que me gusta encontrar en las que no soy el director de juego.

Acostumbrar el oído a determinado estilo musical o seleccionar una determinada música para una escena en concreta, dice mucho acerca de la preparación de la sesión por parte del director. En guión puede ser simple o complejo, pero si todos los implicados reciben la inspiración creativa al mismo tiempo, la magia del rol empieza a surtir efecto y la inmersión está asegurada, pues la música toca zonas del cerebro muy concretas, las de las emociones, y eso hace que pongamos el alma y el corazón en lo que hacemos y disfrutemos con personajes y tramas.


Algunos consejos para la incorporación de bandas sonoras:


- Intentar buscar bandas sonoras, a ser posible, sin letras: la mejor ambientación es la que no distrae al oyente intentando seguir la letra. La melodía pura y dura siempre es más inspiradora, sobre todo si no se tiene experiencia en el manejo de música en las partidas.

- La música vocal llega dentro: el hecho de escuchar la voz humana puede suponer un estímulo en determinadas áreas del cerebro, por lo cual este tipo de música termina teniendo un considerable impacto emocional. Teniendo en cuenta el consejo anterior, lo mejor es que sea en latín o en una lengua que no conozcan los jugadores. Este recurso es muy importante en partidas de tipo medieval y, como siempre, útil en su justa medida.

- Escuchar la música antes de ponerla, cuando se prepara el guión: esto nos va a dar la medida de lo acertada de dicha melodía a la hora de inspirar sentimientos. Una música poco inspiradora puede distraer a la audiencia y dar al traste con la esencia del momento.

- Una música para cada género: es importante conocer los géneros literarios y haber visto mucho cine del bueno. Por ejemplo, una música de tambores y percusión es muy adecuada para sugerir ambientes bárbaros o muy primitivos porque, en dichas culturas, estos instrumentos son básicos. En cambio, para una ambientación muy tecnificada no serían adecuados.

- Poner el volumen justo: la música estridente atonta y distrae en exceso, hace que tengamos que gritar más y el personal acaba relativamente cansado. En cambio, un volumen demasiado bajo hace que la música la escuche el que está al lado del reproductor de sonido y poco más. Como siempre, habrá que buscar un equilibrio que sólo da la práctica.





Si deseas saber más acerca de la música y las emociones, puedes consultar los siguientes enlaces:

http://dametuvozmce.blogspot.com.es/2013/04/influencia-de-la-musica-en-las-emociones.html

http://html.rincondelvago.com/influencia-de-la-musica-en-las-personas.html

http://www.adpps.com/descargas/trabajos/001-ElImpactoDeLaMusicaEnLasEmociones-SaraOxenstein.pdf

http://www.buenastareas.com/ensayos/La-Influencia-De-La-Musica-En/1567724.html

http://www.monografias.com/trabajos100/musica-ser-humano/musica-ser-humano.shtml


Entrada destacada

Penny Dreadful y Dime Novels