sábado, 13 de diciembre de 2014

Técnicas de inmersión y juegos de rol II: Luces y colores



La luz, lo mismo que el color, se ha utilizado desde siempre para propiciar determinados estados de ánimo o para contar historias. Así, en oriente se usa la luz proyectada para narrar historias en teatros de sombras, creando verdaderos espectáculos con marionetas de papel manejadas con varillas, que pueden aparecer y desaparecer a voluntad, hacerse enormes y amenazantes o, por el contrario, mostrarse pequeñas y desvalidas. Los artistas son auténticos maestros de su arte, que ha sido imitado por compañías de teatro más modernas, con impresionantes resultados, como puede apreciarse en este vídeo.



La influencia de la iluminación puede ser un recurso que utilicemos en nuestras sesiones de rol, si es que vamos a intentar hacer algo de cierta calidad con un reducido número de personas. Lo ideal es una luz indirecta, que no moleste y que permita en un determinado momento consultar notas o las propias hojas de personaje.

Para este propósito, las velas son la mejor opción. Existen en diferentes colores y tonalidades y
pueden combinarse con suaves luces indirectas si disponemos de ellas. La calidez de las velas aporta concentración y tranquilidad, permitiendo que la mente se pueda relajar y dedicarse a crear. Esto es muy necesario en las partidas totalmente narrativas, con escaso número de tiradas y sin demasiadas complicaciones estratégicas, en las cuales pesa más la buena interpretación que los resultados de las tiradas de habilidad. La propia naturaleza cambiante del fuego es buena para sugerir historias y fomentar la inmersión,

Por el contrario, si utilizamos un reglamento especialmente farragoso, lo ideal es una buena iluminación que no canse la vista a la hora de calcular resultados o consultar tablas, por lo cual las velas serían un elemento mas decorativo que inspirador y podrían llegar a ser un estorbo. Aun en ese caso, se puede seguir jugando con las luces y las sombras, sobre todo, modificando el color de la luz que vayamos a utilizar. Por ejemplo, si estoy dirigiendo una historia que se desarrolle bajo tierra, el dar un toque rojizo a la luz con una simple pantalla puede ayudar a tener esa sensación de claustrofobia, mientras que para una ambientación de ciencia-ficción sería más conveniente utilizar tonos azules, que aportarían una nota fría a la luz ambiental.

En cualquier caso, el uso de la luz queda a discreción del director de juego. Como siempre,  si va a suponer una distracción o una molestia, lo mejor es que no los utilicemos.


Para saber más acerca de la iluminación y las emociones, así como para ver unas simples normas de seguridad, puedes consultar los siguientes enlaces:

http://www.tecnolite.com.mx/hogar/revista/como-crear-emociones-con-la-luz/

http://www.tecnolite.com.mx/hogar/revista/luz-emocional/

http://www.decoracion.vilssa.com/articulos/iluminacion-con-velas







Fotografías:
 "Wallpaper girl candlelight" (http://es.forwallpaper.com/)
"Photography Candle 2151" (http://www.wallpapergate.com/)

Entrada destacada

Penny Dreadful y Dime Novels