viernes, 13 de marzo de 2015

El creador de mundos


Ayer nos dejaba el escritor Terry Pratchett, creador de la serie Mundodisco y autor de casi setenta novelas. No se trata de una muerte inesperada, pues desde hacía años padecía la enfermedad de Alzheimer, una dolencia devastadora para cualquiera y especialmente terrible para un escritor, pues nuestros recuerdos son la base de nuestro trabajo y sin ellos muere el genio creador que llevamos dentro.

Para mi, Terry Pratchett es el gran autor del subtexto, ya que sus relatos se pueden leer desde diferentes ópticas, en un amplio abanico que va desde la puramente divertida a la más profunda y satírica, y cuya obra hunde sus raíces en el conocimiento humano y la crítica social. Y es en esa profundidad donde descubrimos al verdadero autor. 

Nada escapa a su sagaz mirada y feroz crítica en cada una de sus obras. Así, por ejemplo, en ¡Guardias! ¿Guardias? se critican los fundamentos de la monarquía a través de una impostura por parte de alguien que quiere gobernar la ciudad estado de Ankh-Morpork mientras que en su continuación, titulada Hombres de Armas, transforma una parodia de las películas de policías en un alegato sobre la integración racial,  con todas sus ventajas y sus inconvenientes. Otras obras satirizan los fundamentos de las religiones (Dioses Menores), los derechos adquiridos (Carpe Jugulum), el militarismo desbocado (¡Voto a Bríos!) o incluso el origen de la conciencia social y la cultura (El asombroso Mauricio y sus ratones sabios), por poner algunos ejemplos de todos los que llenan su vasta obra.

Figuración del Mundodisco creado por Pratchett
Un autor capaz de desafiar a la imaginación creando un mundo plano porque los dioses se cansan de hacer mundos esféricos y que  es capaz de explicar en su primera novela, El color de la magia, el funcionamiento de las estaciones y la climatología de dicho mundo, no es precisamente un ingenuo sino todo lo contrario, un cerebro brillante y creativo que arrastra, con sus agudos diálogos y personajes, a los lectores a su propio terreno.




Por todo ello, hoy se puede decir que ha desaparecido uno de los grandes imanes para la afición a la lectura, tanto entre los jóvenes como entre los que ya no lo son tanto. 


Definitivamente, todo llega a su fin, incluido Terry Pratchett.



Para saber más:












Imagen: "Discworld-terry-pratchett" (Fuente: http://es.forwallpaper.com/)

Entrada destacada

Bloqueo de escritor: dormir en los brazos del dragón