viernes, 15 de mayo de 2015

Supervivientes del Apocalipsis

"En el desierto de la civilización se alzan, incólumes, los gigantescos esqueletos de lo que antaño fueran enormes urbes, hoy saturadas de radiación. La vida en ellas es poco más que una quimera, pues aquellos que tuvieron la suerte de sobrevivir al Día del Juicio tomaron sus escasas posesiones y abandonaron las decadentes ciudades en busca de la seguridad del campo, sin saber que la silenciosa muerte del átomo los seguiría allá donde fueran..."
("Leyenda de los supervivientes", Francisco Tapia)


El género postapocalíptico está de moda, al igual que las distopías sociales. Este fenómeno es normal en situaciones de incertidumbre como las que vivimos en la actualidad y, como ellas, se repite de forma cíclica en el tiempo. De algún modo, este tipo de narrativa actúa como una catarsis para el ser humano, desvelando sus grandezas y sus miserias en el trasfondo de la pérdida absoluta de la civilización a escala planetaria. Esto explicaría en muchos aspectos la atracción que series como The walking dead o el remake de Mad Max tienen entre el gran público.

La pregunta ¿qué pasaría si...? brilla con luces de neón sobre las cabezas de todos nosotros cuando nos acercamos a tan inquietantes historias, haciéndonos preguntar si seríamos capaces de sobrevivir y a qué precio.

Algunas características del género postapocalíptico:

1) Todo ha sido arrasado: la civilización, por la causa que sea, ha sufrido un colapso a escala planetaria. Eso significa que no hay ni gobierno, ni centros de producción ni estructuras sociales que garanticen la prosperidad del individuo. Los valores sociales han caído y ya no sirven en un nuevo orden en el que prima la supervivencia propia por encima de la ajena.

2) Inmensas ciudades abandonadas: los primeros desastres se cebaron en las poblaciones grandes. Paradójicamente, las seguras ciudades fueron la tumba de miles de seres humanos cuando se colapsó la civilización. Es frecuente encontrar kilómetros de automóviles calcinados y abandonados en monumentales atascos en los carriles de salida de las grandes urbes, mientras que los carriles de entrada permanecen casi vacíos.

3) Ya no hay orden: esto se ve muy bien en Mad Max (la original), cuando nos muestran a unos supuestos policías que cruzan constantemente la línea entre la ley y la criminalidad, para terminar cayendo en el caos más absoluto. Los bandidos campan a sus anchas en este nuevo mundo, libres de las leyes de antaño. Muchos de ellos eran personas comunes que lo perdieron todo y escogieron sobrevivir antes que otros y por encima de otros. Otros, simplemente, nacieron ya en este mundo nuevo y no conocen otra cosa.

4) Las pequeñas poblaciones son seguras: pequeños grupos, retrocediendo a las estructuras sociales abandonadas hace siglos, sobreviven mejor que los grandes grupos. Surgen en lugares aislados o alrededor de los restos de antiguas factorías (por ejemplo, refinerías), tienen sus propias leyes y suelen estar bien defendidas. Algunos, incluso sueñan con poder reconstruir el antiguo estilo de vida, mientras que otros retroceden casi a la edad de piedra.

5) Todo está contaminado: lo normal es que la gente tome cosas contaminadas por la radiación y lo vea como algo normal. Los niveles de contaminación son mayores que los actuales y no hay manera de controlarlos. Si no quieres morir, no bebas de ese agua forastero.

6) Todo es valioso: no hay moneda tras la caída de los gobiernos, por lo que la economía, si existe, se basa en el trueque. Los objetos más valorados son las medicinas, municiones, combustible, comida envasada y agua potable. La ausencia de industrias hace que todos los bienes sean reciclados. Florecen los recuperadores de objetos, que se adentran en las zonas prohibidas para intentar recuperar algo de la antigua tecnología. Los vehículos, cuando existen, están hechos con restos de otros y no hay recambios originales.

7) Los despoblados son peligrosos: las zonas salvajes, reconquistada por la naturaleza o no, son ahora el hogar de criaturas de todo tipo, ya sean animales salvajes o nuevas especies surgidas de la mutación. Es normal que haya aventureros lo suficientemente desesperados o locos como para moverse por los despoblados con cierta frecuencia, de modo que aparecen profesiones nuevas como los "guerreros de la carretera".

8) Profetas del mañana: grupos de soñadores buscan el retorno a la mítica edad dorada previa al cataclismo. Por doquier surgen leyendas y profecías, alimentadas por la ignorancia a medida que pasan los años, que hablan de presuntos mesías y de una vuelta a los viejos tiempos, aunque pocos recordarán cómo eran exactamente.




Si deseas saber más, puedes consultar los siguientes enlaces:


Sergi Llauger El genero postapocalíptico propone al lector el reto de empezar de cero

Filmaffinity: Futuro postapocalíptico

Top Cine postapocalíptico

Metro 2033

Efectos de una guerra nuclear http://www.nuclear.5dim.es/global.php

Wikipedia: Escenario postapocalíptico.





Imagen: "New york Ruins" by JonasDeRo (http://jonasdero.deviantart.com/)



Entrada destacada

Bloqueo de escritor: dormir en los brazos del dragón