sábado, 13 de junio de 2015

¡El espectáculo debe continuar!

Pasada la tormenta de la promoción de Mundos Fantásticos, hay que retomar el camino trazado y seguir escribiendo. Tengo diversos proyectos en mente y algunos ya por buen camino, por lo que leña para la hoguera no faltará a medio plazo. También es tiempo de retomar los viejos hábitos y proseguir con las historias comenzadas, en especial con mi querida campaña de rol en ambientación propia. Algún día, que todo puede ser, quizá termine siendo una novela...

En cualquier caso, volver a la mesa de juego tras más de un mes de parón por motivos laborales y personales es todo un reto, pues soy consciente de que retomo una historia que gusta mucho a mis jugadores. Esto me obliga a intentar mantener el listón alto en la narrativa, tanto en el desarrollo de la campaña como en la progresión individual de cada personaje.

En cierto modo, una sesión de juego un poco seria es como un relato en directo, lo cual conlleva el no poder andar con borradores ni con segundas ediciones. Aquí saltamos en el trapecio sin red y, si la historia no engancha o el ritmo no se mantiene, el público desconecta de la misma y el resultado final terminará siendo mas bien mediocre.

Por suerte, este público en particular está formando por buenos amigos y las críticas (en caso de haberlas) serán más suaves, mas esa benevolencia no es excusa para descuidar la elaboración de tramas y la escritura de las mismas, sino todo lo contrario. Hay que mimar cada partida y cada trama como si mañana fuera a ser publicada y leída por ojos ajenos, así como dar cada sesión un espectáculo digno de ser recordado.

Como dicen en el mundo del circo: "¡El espectáculo debe continuar!"




Imagen: "Clown", por Igor Suassuna

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios están sujetos a moderación por parte del administrador. Te rogamos que tengas un poco de paciencia.

Entrada destacada

Aprovechar el tiempo es vivir el doble

A menudo me preguntan que de dónde saco tiempo para escribir. A menudo, la respuesta habitual suele ser una versión de «bueno, te s...