sábado, 3 de octubre de 2015

Algunos proyectos: librojuegos

Portada de una de tantas novelas del oeste
que se publicaban por menos de un dólar
Imaginemos una filtración en un depósito. Al principio no parece nada amenazante, poco más que una manchita de humedad, pero con el paso del tiempo se va convirtiendo en algo de mayor importancia, hasta que llega un punto en el que ya no puede ocultarse la evidencia de lo que allí ocurre.

Algo parecido pasa con la escritura. Al principio, empiezas escribiendo unas ideas en una libreta, ideas que poco a poco van creciendo de tamaño hasta tomar la consistencia y la forma de personajes e historias. Llegado un momento, resulta ya imposible ocultar que algo está ocurriendo allí, hasta que el proyecto se convierte en algo a lo que se le puede dar publicidad e incluso publicación.

El tiempo me ha enseñado a no repartir la piel de oso antes de cazarlo, pero ya las manchas de humedad en el aljibe del escritor indican que algo se está gestando allí. No es ningún secreto que llevo trabajando en un proyecto literario serio desde hace meses. De hecho, ya he hablado de él en este artículo, así como en la entrevista que tan gentilmente me hicieron las promotoras de "Yo leo fantasía en español" y en el foro de Dédalo.

En cualquier caso, no he estado ocioso (de hecho, por mi manera de ser nunca estoy ocioso) y he estado trabajando en varios proyectos en paralelo, cuyos frutos veremos en los próximos meses. Al menos, así lo espero.

Ha llegado el momento de desvelar, como un mago que levanta el pico de la tela que cubre su caja de trucos, la naturaleza de uno de esos proyectos: anuncio "oficialmente" que llevo bastante avanzado el primer volumen de una serie de librojuegos, basados en uno de mis propios personajes literarios. La ambientación es un tributo a las “Dime novels” , las novelas de Estefanía y las publicaciones “pulp” de principios del siglo veinte, con todo lo que se podía encontrar en este tipo de publicaciones: acción y aventuras.

Dicho proyecto, cuyo primer título me reservo todavía, constará de tres o cuatro volúmenes, en principio destinados, en principio, al formato electrónico. Su intención es, aparte de dar rienda suelta a mi propia creatividad, atraer lectores al género del librojuego, así que será algo parecido a los clásicos "Elige tu propia aventura", pero con algo más de chicha. De momento tengo localizado a un ilustrador amateur y amigo para el interior, mientras que todavía no tengo muy clara cómo será la portada, aunque espero que sea algo parecido a las de "Amazing Stories".

El formato físico vendrá algo más tarde, una vez que recupere algo de la inversión inicial, pero no lo considero prioritario ya que quiero exprimir las posibilidades que ofrecen los ebook para este tipo de libros. A lo largo de los próximos meses iré concretando más detalles de este proyecto, a medida que vaya desarrollándolo.

Y, de momento, ¡hasta aquí puedo contar!



Imagen: portada de Dime Novel (fuente: /http://www.nebraskahistory.org)

Entrada destacada

Bloqueo de escritor: dormir en los brazos del dragón