21 de febrero de 2016

¡Apaga el cerebro!

La creatividad es una facultad intrínsecamente humana, en la cual se producen nuevas ideas y conceptos a partir de elementos tomados con anterioridad. Hasta la fecha, que sepamos, esto solo lo hemos podido hacer nosotros y todavía no se ha conseguido reproducir de manera artificial, a pesar de que ha habido aproximaciones bastante buenas.

Tanto si somos escritores, como directores de juego, tenemos que ser extremadamente creativos si queremos llegar a nuestro público. En el caso de los juegos de rol, la creatividad, junto con una buena dosis de capacidades de reacción e improvisación, es  imprescindible para lograr llegar hasta nuestro público, el cual además lo tenemos delante interactuando con nosotros.

Sin embargo, no siempre podemos ser creativos, a pesar de ser personas excelentemente preparadas para ello. Esto se debe al complejo funcionamiento de nuestro cerebro, esa máquina maravillosa capaz de hacer varias cosas al mismo tiempo y que es el legado de la evolución que garantizó nuestra supervivencia hace millones de años. El cerebro es la mejor máquina de realidad virtual del mundo, pero hay que saber estimularlo adecuadamente. Nos podemos sentar delante del ordenador o de un papel en blanco e intentar crear nuestra próxima historia, esa que sabemos que va a catapultar a nuestros jugadores o lectores hacia nuevas cotas de diversión, y encontrarnos con que no se nos ocurre absolutamente nada... y la partida es esta misma tarde o tenemos que entregar esta redacción o relato en un plazo determinado.

¿Qué debo hacer? ¡Apaga el cerebro colega!

1- Olvídate de la prisa: la prisa por obtener resultados es el principal error que cometemos. El concepto de la máquina que produce mucho en poco tiempo es bueno para la industria y, de hecho, surge con la revolución industrial. Sin embargo, tan solo produce cosas en serie, todas iguales y sin sabor, tal y como ya comenté en este artículo.
Para ser creativo hay que disponer de tiempo. Las musas son damiselas muy esquivas y muy chapadas a la antigua, así que habrá que conquistarlas a la antigua usanza, esto es, poquito a poquito.

2- No pienses con lógica: nuestro cerebro se compone de dos partes, una lógica y analítica y otra que se ocupa del resto. La creatividad es el resultado de la acción conjunta de estos dos hemisferios cerebrales, pero se genera en la parte más irracional de nosotros. Así, cuando quieras crear algo nuevo, tendrás que recurrir a los «chicos del sótano», esos que vienen de serie con todos nosotros. Si has visto la película Del revés, ya sabes de lo que estamos hablando. Y si no la has visto, entonces deberías ponerte a ello cuanto antes.

3- Mejor, no pienses en absoluto: Sé que suena un poco extraño, pero lo mejor para conectar con nuestra parte no racional es dejar que todo fluya con armonía. Ahora está de moda el «mindfullness»y parece que hemos descubierto la pólvora una vez más, pero esto es algo que lleva muchos siglos inventado y que se llama meditación o contemplación.
¿Cómo se hace? ?¿Me tengo que ir al Tíbet o algo así?. Bueno, en realidad es tan sencillo como apagar el móvil, olvidarnos del whatsapp y salir a contemplar un paisaje o pasear por la calle sin rumbo fijo, dejándonos llevar. Nuestra parte menos racional, las musas, necesita alejarse de nuestro modo artificial de vida y volver a sus orígenes naturales para estar a tope. Por eso somos más creativos cuando hemos descansado bien, nos alimentamos correctamente y estamos tranquilos. Prueba a hacerlo antes de empezar a idear una historia y verás el resultado.

De momento, vamos a dejarlo aquí. Como introducción a una serie de artículos dedicados a la creatividad, ya hay deberes más que de sobra. Que los hagas o no, depende tan solo de ti. Eso sí, si lo haces, disfruta de la experiencia y cuéntame cómo te ha ido.


Si quieres saber más acerca de cómo «apagar el cerebro», puedes consultar estos enlaces:

Mindfulness: la guía de iniciación definitiva

Relajación creativa: usar la mente en beneficio propio

Beneficios de la relajación para la creatividad

Seis pasos para practicar meditación anti-estress en casa

Mindfullness: la atención plena


Imagen: "Girl is dreaming", by Toomas Järvet (http://es.freeimages.com/)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios están sujetos a moderación por parte del administrador. Te rogamos que tengas un poco de paciencia.