sábado, 26 de marzo de 2016

Vuelve el Maestro del Kai


«En el país nórdico de Sommerlund, durante siglos ha sido costumbre de los señores guerreros enviar a sus hijos al monasterio del Kai. Allí, estos serán instruidos en las destrezas y disciplinas por los monjes a su cargo pues un día, cuando hayan aprendido lo suficiente, volverán a casa equipados en cuerpo y mente para defenderse de la constante amenaza de los Señores de La Oscuridad de Occidente.»


Con estas palabras daba comienzo «Huida en la oscuridad», el primer volumen de las aventuras de Lobo Solitario, la saga de librojuegos creada por Joe Dever y Gary Chalk a mediados de los años ochenta. Los que tuvimos la enorme suerte de disfrutar de aquellos librojuegos, vibramos en nuestros asientos con las aventuras del último de los monjes del Kai en busca de su propio destino y nos sentimos francamente decepcionados cuando Ediciones Altea dejó de publicarlos. Más tarde, Timun Mas haría un intento de volver a rescatar el género de los librojuegos del pozo en el que había caído y para ello eligió reeditar los clásicos de Fighting Fantasy y, por supuesto, de Lonewolf, conocidos por aquí como Lucha Ficción y Lobo Solitario, aunque de este último solo llegaron a publicar unos pocos títulos antes de desestimar la idea.
Mi propia colección de librojuegos, hace un par de años.
La serie de Lobo Solitario ocupa un lugar preferente en ella.

Pasaron los años y hablar de Lobo Solitario se convirtió en algo tan estrambótico como hablar de fonógrafos y cinetoscopios, incluso entre los círculos roleros. Como mucho, había algún «¡Ah sí! Aquellos libros de color verde», antes de derivar la conversación hacia otros temas más actuales. La presencia de la obra de Joe Dever se mantenía solamente en determinados círculos como el Proyecto Aón o Lobo Solitario, la saga del Gran Maestro, siempre para un público muy específico y, por qué no, nostálgico.

Incluso mencionar a Lobo Solitario en este blog ha hecho que me suba el posicionamiento en la red en más de una ocasión, con numerosas (e imagino que nada amables) visitas desde algunos países tristemente célebres en los últimos tiempos, sitios donde seguro que las palabras «Lobo Solitario» o «Lonewolf» tienen un significado mucho más siniestro, relacionado con ciertos Señores de la Oscuridad, pero no precisamente de Occidente.

Pues bien, Lobo Solitario ha vuelto, aunque podríamos decir que nunca se fue del todo. Tras el descalabro de algunos proyectos de Cubicle, o Mongoose Publishing, el hijo más famoso de Joe Dever vuelve a la primera plana de la mano de Forge Replay, en forma de videojuego para Play Station 4 y Xbox One. Y no se trata de un proyecto, sino que ya está a la venta. La aventura tiene lugar entre los libros tres y cuatro de la serie, «Las cavernas de Kalthe» y «El abismo maldito» y nos permitirá explorar una región nueva conocida como Rockstarn

La ficha técnica la podemos encontrar aquí y este es el vídeo de presentación de las nuevas andanzas digitales de Lobo Solitario:


He de decir que hará las delicias de los aficionados, así como de sus hijos, pues estas cosas se mueven en esa dirección, y que no creo que decepcione a nadie. Yo no soy consolero y prefiero el papel antes que el ordenador, pero mentiría si dijera que no se me ha escapado una lagrimita al ver en acción al monje-guerrero que durante tantos años me acompañó en mis tardes solitarias, y cuya influencia se nota en mis escritos y guiones para campañas de rol.


Si quieres saber más acerca de Lobo Solitario, sigue estos enlaces:










Imágenes: tanto el logotipo inicial como el vídeo son propiedad de Forge Replay.

Entrada destacada

La aventura editorial de un pez pequeño

Dentro de una semana , a estas horas estaré dando un curso de creación de mundos en las Ludo Ergo Sum , unas de las jornadas solidar...