sábado, 18 de junio de 2016

Los jugadores de rol son gente peligrosa.

Jugadores reunidos en una sesión de juego.
Hoy tenía programado un artículo de esos que se denominan «peripecias de escritor», cuando he dado un brusco giro al timón de este blog y he decidido romper una lanza en favor de cosas que también importan. Ya sé que hoy es el Día del Rol Gratis y esas cosas, pero este artículo va un poco más allá esta vez.

Todavía recuerdo la suspicacia con la que se miraba a los jugadores de rol hace no muchos años, tildándolos de inmaduros, fantasiosos y, por supuesto, de tener serios trastornos mentales. Determinados sectores ultrarreligiosos (de esos de ir de puerta en puerta) nos han tachado de adoradores del diablo y de cosas parecidas, mientras que determinadas películas como Nadie conoce a nadie o El corazón del guerrero, aprovechando el filón mediático del famoso asesino del rol no contribuyeron, precisamente, a dar una buena imagen de los jugadores de rol en nuestro país. «Eso no puede ser sano» o «Los jugadores de rol estáis todos locos» son citas textuales que yo mismo he tenido que sufrir en mis propias carnes cuando traté de llevar esta afición al terreno de la formación en busca de la inmensa riqueza educativa que supone. Ni que decir tiene que salí bastante trasquilado con aquél asunto porque, como dijo el insigne Goya, El sueño de la razón produce monstruos.

Por suerte, los tiempos cambian y ahora hemos descubierto que la Inteligencia Emocional tiene mucho que ver con la toma de decisiones personales y que ello repercute en eso que denominamos felicidad y en el ser persona. ¡Enhorabuena a los premiados!

Volviendo al tema de este artículo, hoy voy a rendir un homenaje a todos aquellos que se ocupan de que nuestra afición a los juegos de rol sirva para hacer de este mundo un lugar algo mejor. Resulta que, para sorpresa de alguno, los jugadores de rol resultan ser personas completas con sentimientos y esas cosas, que van a su trabajo (si lo tienen) todos los días y a los que les gustan los bocadillos de jamón y la tortillita de patata. Terrorífico, ¿no?


Iniciativas solidarias en el mundo del rol


Me imagino que hay más, ocultas en asociaciones culturales o soterradas en iniciativas personales sin demasiada publicidad, pero voy a centrarme en las tres que me han llamado la atención:

Logo de NosolorolLa primera es la Promoción para personas en situación de desempleo de Nosolorol Ediciones. El programa parte del análisis de la terrible situación económica por la que está pasando España y de la que todavía no hemos logrado escapar. Estamos hablando de los jugadores y directores desempleados, los cuales deben hacer frente a una durísima situación vital en la cual, lógicamente, no hay demasiado lugar para los gastos en ocio porque hay necesidades más importantes que cubrir. Pues bien, resulta que Nosolorol ofrece en su página la posibilidad de conseguir un libro de su catálogo de forma totalmente gratuita y hasta un cuarenta por ciento de descuento en su tienda online, tan solo aportando pruebas de que se está en situación de desempleo. Teniendo en cuenta que a ellos tampoco les regalan las cosas, me parece una iniciativa sumamente loable y que dice mucho acerca de las personas que están al timón en la editorial.


Logo de Rol solidarioLa segunda iniciativa que vamos a comentar es la de Rol Solidario. En este caso, se trata de una web en la cual podemos adquirir manuales, expansiones, librojuegos o aventuras de rol con un fin solidario. Como indican en su declaración de intenciones, no ofrecen descuentos de ningún tipo ni promoción alguna, pero los beneficios de los materiales allí adquiridos, descontados gastos, van destinados a financiar proyectos solidarios, en este caso de la Asociación Española contra el Cáncer. En Rol Solidario participan, hasta la fecha, siete editoriales de juegos de rol y tres de librojuegos, todas ellas del panorama editorial en castellano. Me consta que a ninguna de ellas les sobra el dinero precisamente, pero que aun así participan en esta iniciativa.


Logo de Ludo Ergo SumPor último, y muy cerquita de Rol Solidario, está la Asociación Ludo Ergo Sum, que desde 2011LES y que colabora con organizaciones no gubernamentales como Por un pasito más, destinada a la educación de los menos favorecidos, y con el Banco de Alimentos de Madrid. Sus jornadas (Las Ludo Ergo Sum) son gratuitas, pero se pide que los asistentes aporten algo para el banco de alimentos, lo cual me parece una manera increíble de potenciar la solidaridad desde nuestra afición.
lleva aglutinando los intereses de un buen número de asociaciones por las jornadas

Seguro que hay muchas iniciativas más, pero ya no voy a seguir dando la lata con este artículo. Baste un botón de muestra (bueno, tres) para romper, cual Quijote, una lanza en favor de todas las personas que han sabido demostrar que los juegos de rol no son incompatibles con la solidaridad y las buenas maneras y que, a su modo, logran transformar la parte del mundo que les ha tocado para convertirlo en un lugar más humanizado

Al final sí que va a resultar cierto eso de que los jugadores de rol somos gente peligrosa. La pregunta es para quién...

Hasta la semana que viene.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios están sujetos a moderación por parte del administrador. Te rogamos que tengas un poco de paciencia.

Entrada destacada

Aprovechar el tiempo es vivir el doble

A menudo me preguntan que de dónde saco tiempo para escribir. A menudo, la respuesta habitual suele ser una versión de «bueno, te s...