16 de julio de 2016

Escritor en verano

Francisco Tapia escribiendo en verano

Aunque, en general la vida parece paralizarse en verano, para mi es uno de los periodos de mayor actividad, más que nada por aquello de que dispongo de más tiempo libre para dedicarme a «mi otra profesión», que no es otra que la de escritor. Son muchas las cosas que quiero hacer y muchos los proyectos que demandan mi atención, así que puede decirse que ando en temporada alta, como la hostelería.

¡Libro terminado!

Under constructionLo primero que tengo que hacer es organizar el zafarrancho de combate pues, ahí queda eso, el viernes 15 terminé de revisar mi último proyecto literario. No puedo llamarlo novela, por el simple hecho de que no lo es, aunque se le parece mucho. En lugar de escribir una novela río, como parece que viene siendo habitual en el panorama de la fantasía últimamente, he decidido seguir con la idea que desarrolló Ray Bradbury en su célebre Crónicas Marcianas, en la cual nos deleitaba con un buen puñado de cuentos que, puestos todos juntos, formaban una historia mayor. Con esa idea en mente, ya explotada por un humilde servidor en Memorias de Tyria y en Memorias de Azeroth, he conseguido pulir una serie de historias y engarzarlas todas juntas formando una única entidad. Hubiera sido una pena, y bastante empobrecedor, trocear dichos relatos y fundirlos en una novela río, así que se presentan en el formato en el cual fueron escritos hace ya algún tiempo, esto es, por separado.


Espero poder dar algunos detalles en breve aunque, por el momento, todavía estoy redactado una carta de presentación para enviar a algunas editoriales que quieran apostar por dicho modo de hacer literatura. Son tiempo muy extraños y podría pasar cualquier cosa, pero con este libro me gustaría pasar de la autopublicación. Ya veremos...


La saga del Merc-2

Hablando de autopublicación, he de anunciar que la segunda entrega de la Saga del Merc va por buen camino, aunque tendrá que esperar todavía un poco más de lo esperado. La razón reside en que he estado dándolo todo en el proyecto que he  mencionado más arriba y en algunos otros más.

De todos modos, ahora he vuelto a centrarme en este proyecto, aunque es muy probable que en un par de meses (tres a lo sumo) dispongamos en nuestro poder la continuación de las aventuras del mercenario Nic Stamos, en una trepidante historia de acción en un entorno muy particular. No quiero adelantar nada al respecto, pero sí que voy a desvelar que descubriremos algunos interesantes detalles de la ambientación y de la propia historia del Universo Merc, que tendrán su plena relevancia en futuras entregas de la serie.

Publicidad de La Saga del Merc
Por otro lado, tras la incorporación de Rescate en Remsis VII al Catálogo Premium de Smashwords, volveré a insistir en el panorama español, esta vez con una versión para la Casa del Libro, todavía en preparación. Son buenos tiempos para nuestro querido mercenario, tal y como lo demuestra el interés que parece estar suscitando por ahí, especialmente después de los últimos comentarios
(En serio, ¿a qué esperas para disfrutarlo?)



Microdédalo

También tengo en proyecto terminar un microdédalo, uno de esos relatos interactivos breves que promociona la Asociación Dédalo. Aquí he de decir que la culpa del retraso en la entrega es mía, pues me he volcado de lleno en proyectos más ambiciosos (o más urgentes) y lo he ido dejando de lado. Bueno, pues comento que la historia va a buen ritmo y que espero tenerla preparada (y testeada) para final de verano, si no antes. Espero que te guste reírte, porque va a ir cargada de mucho, mucho humor...

Celsius 232

Por supuesto, también espero arrimarme algún día suelto por el Celsius 232. El caso es que tengo muchas ganas, supongo que porque es la primera vez que recalo por allí. Sea como sea, tengo ganas de empaparme del ambiente, de disfrutar de la charlas de autores, de conocer gente, hacer nuevos contactos, disfrutar de la gastronomía de Asturias y de pasarlo estupendamente bien. Por supuesto, que llevaré una bolsa vacía para todos los libros que podrían querer venirse conmigo tras la visita.

Hay más cosas pendientes, pero creo que con esto basta de momento. Aunque soy una persona muy activa y que aprovecha muy bien el tiempo, resulta que al final el día sí que tiene veinticuatro horas.

¡Nos vemos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios están sujetos a moderación por parte del administrador. Te rogamos que tengas un poco de paciencia.