11 de septiembre de 2016

Planes de futuro


Preparando la charla que daré en el Segundo Encuentro de Ficción Interactiva Dédalo, he tenido tiempo más que de sobra para reflexionar acerca de mi tarea y trayectoria. Creo que puedo afirmar que, a pesar de no ser un autor precisamente conocido, he hecho muchas cosas y me siento orgulloso de todas ellas. Sin embargo, hoy no voy a volver al pasado.

Hoy me interesa hablar del futuro inmediato, de ese futuro que se abre ante mi como una carretera recta que se pierde en el horizonte. A principios de julio escribía una declaración de intenciones en la entrada Escritor en verano y ahora toca mirar hacia adelante una vez más.

Logo Lucha Final
En primer lugar está Lucha Final, una aventura interactiva corta que será presentada en Madrid el día 24 de septiembre, si no antes. Se trata de un microdédalo, un librojuego en una página que se pliega como un tríptico. El sistema utilizado es el mismo que desarrollé para Rescate en Remsis VII, esto es, el Sistema PD. Se trata de un sistema sin dados, basado en la gestión simultánea de puntos y de rasgos de personaje. Simple y discreto, a la par que efectivo. Lucha Final es una apuesta por un tipo de librojuego gamberro, una ácida crítica social a la sociedad de consumo, extrapolada como un futuro desquiciado, con una Tierra contaminada y una población alienada por los programas de televisión. Sé que la idea no es nueva, pero quiero pensar que cumplirá su objetivo, que no es otro que el de entretener, a cambio de una donación de un euro a la Asociación Dédalo.

El otro puntal de esta «ofensiva literaria» es Hijos de la Destrucción. Este proyecto ha estado madurando y sufriendo mil y una reformas desde hace un par de años, aunque las bases fueron plantadas hace mucho más tiempo. Hijos de la Destrucción se encuentra a la espera de ver cómo se desarrolla su futuro inmediato, tras haber contactado con algunas editoriales, con mayor o menor acierto. No soy quién para entrar en valoraciones personales acerca de las políticas de las editoriales, pues entiendo que son negocios para ganar dinero.

Como padre de la criatura, soy consciente de se trata de una obra atípica, con un formato novedoso (que no nuevo), lo cual quizá haga que sea echada para atrás. Por suerte, nunca nadie ha podido decir que yo haya hecho estas cosas para ganar dinero. La prueba está en toda la ficción gratuita que he colgado en internet y los videojuegos gratuitos que todavía están disponibles en otra de mis páginas. Por tanto, si nadie apuesta al final por ella, no pienso guardarla para mi solo. Correré con el riesgo económico y haré que ese público, que cada día es un poco más grande, disfrute con lo que más me gusta hacer, que no es otra que contar historias. Como dijo el inmortal A. Conan Doyle,


"He forjado mi simple plan
si doy una hora de alegría
al muchacho que es a medias un hombre
o al hombre que es un muchacho a medias."
(Arthur Conan Doyle)


Nos leemos.


Imagen: "Road to Death Valley", by GevoelsFotografie,  http://wallpaperswide.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios están sujetos a moderación por parte del administrador. Te rogamos que tengas un poco de paciencia.