17 de diciembre de 2016

Narrando fantasía: La senda de la guerra (IV)

Carga de caballería contra tropas goblin, en Warhammer Total War

Hemos visto que los conflictos armados forman parte de esos matices que dan vida a nuestros mundos y motivaciones a nuestros personajes. También hemos pasado revista, nunca mejor dicho, a los principales tipos de conflicto bélico que podemos encontrar en un mundo de fantasía. En este artículo vamos a bajar un peldaño más en esta escalera de concreción de lo general a lo particular. 

Hoy vamos a hablar de las batallas que podemos encontrar en un mundo fantástico.

Siete campos de batalla en los mundos de fantasía


1. Batalla terrestre en campo abierto: 

Las tropas se colocan a cierta distancia, normalmente fuera del alcance de las armas de proyectiles del enemigo, y los generales imparten sus respectivas órdenes. Si la batalla tiene lugar en una llanura, lo habitual es que el ejército mejor equipado con tropas rápidas sea el primero en lanzar un ataque relámpago. La caballería pesada, el uso de artillería o de magos de batalla son sumamente importantes para allanar el camino de los que de verdad terminan partiéndose la cara, que no son otros que los de infantería.

2. Batalla aérea:

Cuando los contendientes poseen tropas con capacidad de vuelo, puede darse una batalla adicional en el aire. Ya se trate de jinetes en dragones, en mariposas gigantes o de alocados gnomos montados en sus ruidosos cacharros, el desarrollo de este tipo de batallas es caótico y, sobre todo, tridimensional. Los ataques pueden venir desde cualquier lado y la diferencia viene marcada por la potencia de fuego (mágica o convencional) y la agilidad o maniobrabilidad, así como por el número de combatientes. Es habitual que destaquen jinetes o pilotos con cierta imbatibilidad en el combate y que se conviertan en héroes de renombre.

3. Batalla naval: 

Enormes flotas combatiendo entre ellas en medio del mar o a la entrada de puertos. La capacidad de combate de una escuadra naval dependerá de la habilidad y coordinación de sus capitanes, así como de la potencia de fuego de las naves. Es importante destacar que las tropas fuertemente blindadas quizá opten por la táctica de enganchar su nave a la del oponente y crear así un campo de batalla más convencional, mientras que los navíos más ligeros quizá opten por atacar a enemigo con armas a distancia o incendiando las naves. La utilización de otros elementos como el fuego griego, añade un elemento desmoralizador al enemigo.

4. Batalla submarina:

Al igual que ocurría con las batallas aéreas, la guerra submarina puede darse a la vez que una batalla naval en superficie. En este caso, uno de los bandos, cuando no todos, poseen tropas capaces de desenvolverse y combatir bajo el agua, bien sea porque pueden respirar dentro de ella o porque disponen de la tecnología adecuada para hacerlo. En cualquier caso, aparte de las posibilidades de ataque y defensa tridimensionales mencionadas en las batallas aéreas, también pueden utilizarse tácticas de ataque a los barcos que van por arriba, bien sea perforando sus casco (espolones) o disparando todo tipo de torpedos y proyectiles capaces de surcar el medio líquido. Los abordajes desde las profundidades tampoco deben ser escatimados en este tipo de escenarios.

5. Batalla forestal: 

En este caso, las tropas deben desenvolverse en medio de un terreno difícil como es el interior de un bosque o una selva. En este tipo de encuentros, tienen ventaja los atacantes que están entre los árboles, más que nada por estar familiarizados con el terreno. El uso de la caballería o de la artillería queda descartado, siendo muy eficaces la infantería y, sobre todo, los tiradores con armas a distancia (arcos, ballestas, arcabuces), capaces de coger por sorpresa a tropas entrenadas para combatir a campo abierto. Entre las posibilidades que tienen estas últimas está la de prender fuego al bosque, lo que obligaría al enemigo a salir de sus refugios, aunque es un arma de doble filo porque puede originarse un incendio incontrolable. El uso de pociones o defoliantes químicos (como el temible agente naranja) puede ser otra opción si la alquimia o la química han sido desarrolladas.

6. Batalla urbana: 

La guerra es llevada en este caso a las ciudades. Guarda muchas similitudes con las batallas forestales, aunque en este caso además hay que tener en cuenta que los parapetos y protecciones es probable que no ardan por ser de piedra o por haber sido ya consumidos por los incendios los elementos combustibles. Queda añadir que la propia incombustibilidad de los muros es ideal para el uso de todo tipo de armamento que produzca llamas o salpicaduras (dragones, bolas de fuego, lanzallamas, frascos de aceites de todo tipo) o directamente explosiones, cuyos efectos pueden ser magnificados por las propias paredes. Por otro lado, el derrumbe controlado de edificios puede ser utilizado para «encajonar» a los invasores y obligarlos a moverse por determinadas partes de la ciudad, a menudo en dirección a una trampa mortal.

7. Batalla subterránea: 

Es el tipo de batallas que pueden pasar desapercibidas en la superficie, ya que suelen tener lugar a bastante profundidad. Uno o más bandos tienen capacidades especiales como la infravisión o la ecolocalización, de modo que se desenvuelven perfectamente en los angostos túneles sin perder la orientación. En este tipo de batallas se mezclan los elementos de las batallas urbanas y las forestales con la posibilidad de provocar derrumbes sobre los enemigos, ya sea mediante explosivos, magia o fuerza bruta. Las emboscadas son frecuentes, así como el uso de trampas mortales.

En este artículo hemos repasado por encima los diferentes campos de batalla que podemos encontrar en un mundo de fantasía. Evidentemente, cada guerra es un mundo aparte y tendrá sus peculiaridades, ya que los distintos elementos que podemos encontrar suelen tener efectos de sinergia entre ellas, esto es, que su combinación puede dar lugar a efectos nuevos. De estas cosas hablaremos más adelante.

Que disfrutes de tus campos de batalla de fantasía, sin olvidar que la guerra de verdad no es ningún juego. Nos leemos la semana que viene.

Si te ha gustado este artículo, ¡compártelo!



Imagen: Warhammer total war (fuente: http://www.3djuegos.com/)


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios están sujetos a moderación por parte del administrador. Te rogamos que tengas un poco de paciencia.