1 de abril de 2017

Diseño de mundos: apocalipsis

Apocalipsis San Pedro
Cuando llega el final de un mundo, en muchos casos puede tratarse del comienzo de otro, muy diferente del que teníamos al principio. Los mundos, salvo que sean completamente aniquilados y borrados de la existencia, tienen la capacidad de sobrevivir aun en las peores circunstancias. En cualquier caso, los nuevos mundos serán bastante más duros que sus predecesores, y sus habitantes también deberán serlo. De todas estas cosas, siempre vistas desde un punto de vista narrativo, trata el presente artículo.

Creación y destrucción, nacimiento y muerte, adaptación y selección, son cosas que ocurren en todos los mundos y que podrían ocurrir en el nuestro. Ciertamente, también existen universos que permanecen inmutables en el tiempo, ajenos al cambio, pero no suelen ser lo habitual y es posible que incluso exista alguna buena razón para ello. Sin embargo, por regla general, el cambio y la evolución son la norma en el universo y de ellos siempre surgen cosas nuevas. En los mundos de fantasía, también.

Un cataclismo de dimensiones cósmicas es algo a tener en cuenta en el diseño de nuestros mundos y, de hecho, deja una huella tan profunda en su historia que la divide en trozos o etapas perfectamente diferenciadas. A cada una de estas etapas en un mundo fantástico la denominamos era (La Era Primaria), edad (la Primera Edad de la Tierra Media) o, una de mis preferidas por las connotaciones místicas que tiene, eón.

eón
Del lat. tardío aeon, y este del gr. αἰών aiṓn.
1. m. En el gnosticismo, cada una de las inteligencias eternas o entidades divinas de uno u otro sexo, emanadas de la divinidad suprema.
2. m. Geol. Unidad de tiempo geológico, equivalente a mil millones de años.
3. m. Geol. Intervalo de tiempo geológico que divide la historia de la Tierra en tres grandes etapas.
4. m. p. us. Período de tiempo indefinido de larga duración.

En cualquier caso, el cambio debe ser lo suficientemente significativo como para que haya un «antes» y un «después» en la historia del mundo. Un apocalipsis en toda regla supone el establecimiento de uno de estos hitos, con todas las consecuencias que ello tiene para el diseño de nuestro mundo.

La receta del apocalipsis

En todo cataclismo que se precie, podemos distinguir lo siguientes elementos:

1) Detonante

Se trata de sucesos (o una serie de los mismos) lo suficientemente importantes como para establecer una diferencia histórica, cultural o referencial en el devenir de la historia y con un impacto global, no solo de una región determinada. En ese sentido, los detonantes de uno de estos cambios pueden ser de origen natural (como la caída de un meteorito o de un cometa), artificial (holocausto nuclear, guerra bacteriológica, contaminación) o místico (guerra entre los dioses, caída de un dios, estrellas en la posición correcta, castigo divino), por poner algunos ejemplos.


2) Anuncios previos

Antes de que concluyan los procesos que conducen al detonante, es muy probable que haya habido algún tipo de indicador que señale la llegada del cambio. Estos anuncios pueden tomar la forma de profecías, intuiciones, predicciones científicas, señales en los cielos o cualquier otro modo de que algunos de los seres inteligentes puedan llegar a experimentar y que les dé la suficiente información como para saber que se avecina un cambio muy importante. Por supuesto, que dichas señales o anuncios sean entendidos o no, forma parte de la incertidumbre previa a toda buena catástrofe global.

3) Cambios geográficos

La llegada del detonante puede alterar de modo irreversible la distribución de los elementos geográficos, de modo que se alzan o sumergen continentes en las aguas, cambian la forma de las costas y surgen nuevas cordilleras o valles. Un ejemplo de esto es lo que ocurre en el cataclismo que da origen al mundo de Krynn tal y como aparece en el primero de los módulos del juego de rol o en las propias novelas de Crónicas de la Dragonlance. De hecho, sin este cambio no hubieran tenido sentido ni la una ni la otra.

4) Cambios biológicos

Tras un cataclismo, la fauna y la flora se ven seriamente perjudicadas. Es el momento del cambio y la evolución, de la selección natural. Solo los más fuertes sobreviven y el mundo que heredarán será una prueba de fuego para todos, de la cual surgirá una realidad completamente diferente a la que había antes. Con la modificación de los parámetros químicos, biológicos o geográficos, es de esperar que surjan nuevas especies, mejor adaptadas al nuevo mundo que las predecesoras. Ya sea mediante la mutación o por la desaparición de competidores, las nuevas criaturas ocuparán los nichos ecológicos que quedaron vacíos o los conquistarán por la fuerza.

5) Cambios culturales

Al igual que con las criaturas del mundo, los modos de vida también se ven severamente alterados. Un holocausto nuclear diezmará a la población mundial y destruirá a toda una civilización, mientras que la ira de los dioses vertida sobre el mundo hará que cambien muchas cosas en el panorama cultural de los supervivientes. El conflicto entre los valores tradicionales y el enfrentamiento a la nueva realidad cincelará los que serán nuevos pilares culturales y de organización para un nuevo mundo.

En líneas generales, podemos decir que el advenimiento de un apocalipsis, siempre que no conlleve la eliminación física del mundo (armagedón, ragnarok), es un punto de partida muy interesante para nuestras narraciones, ya se trate de campañas para juegos de rol, relatos sueltos o sagas completas. Los protagonistas de nuestras historias (o nuestros jugadores) pueden verse involucrados en un cataclismo de muchas maneras, ya sea como partícipes directos de dichos cambios, como meros espectadores del mismo o como supervivientes. Cualquiera de las tres alternativas tiene el suficiente potencial como para crear historias interesantes y tramas personales sugerentes, recursos que no debemos despreciar a la hora de crear nuestras ficciones. Evidentemente, el cómo darle forma a estos cambios y que sean originales dependerá de nuestra creatividad y buen hacer como creadores de mundos.

Hasta la semana que viene.


Entrada relacionada: Supervivientes del apocalipsis


Imagen: saint-peter-apocalypse, by lapopat

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios están sujetos a moderación por parte del administrador. Te rogamos que tengas un poco de paciencia.