sábado, 31 de marzo de 2018

¡Librojuegos cañeros!

Lucha Final es uno de los proyectos de Con Pluma y Píxel

Llevo ya unas cuantas semanas anunciando la inminente ampliación del catálogo de Con Pluma y Píxel, ampliación que ha sido retrasada por otras cuestiones como la dedicación a la propia formación o la organización de eventos y talleres. De hecho, mañana estaré en las jornadas Ómicron (que organiza la Asociación Ábaco en la localidad de Zalla) impartiendo un genial Taller de creación de mundos, así que volvemos a contar con un nuevo retraso.

Sin embargo, para no dejar al personal con ganas de más, voy a adelantar un poco lo que nos espera por venir de aquí al verano. Y, por supuesto, va de librojuegos.



Una de las primeras cosas que quise terminar era la serie de tutoriales que explicaban cómo crear un librojuego. Con ellos quería acercar a los lectores del blog todo lo que estaba haciendo entre bambalinas, además de aportar un proverbial granito de arena para aquellos que todavía no saben cómo enfocar la escritura de una obra de semejantes características. Solo espero que estos artículos hayan sido de utilidad a más de uno. Es probable que, en un futuro no muy lejano, reescriba dichos artículos, los enriquezca y los ponga en un formato más portátil, por ejemplo en ePub o Mobi, pero esto no constituye mi objetivo principal en estos momentos.

Lo que de verdad me absorbe el coco es el modo de hacer llegar al mayor número posible de lectores todos los proyectos que tengo en mente, pagar todo el dinero que hay que pagar a los proveedores y ofrecer unos precios competitivos sin tener problemas económicos. De momento, lo voy consiguiendo, pero es todo un reto que, como editor de Con Pluma y Píxel tengo en mente desde la mañana a la noche.
De todas formas, si estás leyendo esto es porque estás más interesado en ver qué tengo que ofrecerte en materia de librojuegos que en mis cuitas como empresario autónomo, así que vamos a ponernos a ello, ¿ok?

PROYECTOS DE LIBROJUEGOS

En nuestra parrilla de salida tenemos en estos momentos dos colecciones para empezar a publicar en 2018 y seguir con ello en 2019. Ambas son series de librojuegos, con apariencias, temáticas, públicos y objetivos diferentes, porque hay muchos tipos de lectores y no creemos en el menú de «pizza para todos». Así pues, comencemos por el principio:

LA SAGA DEL MERC


A alguno seguro que le suena de haberlo visto ya por esta página (no, no lo busques que ya no está), ya que la Saga del Merc es uno de mis proyectos más antiguos y al que más cariño le tengo, ya que sus historias empezaron a escribirse hace treinta años, más o menos.

Portada de la primera edición, por Con Pluma y Píxel
Ciertamente, había que lavarles un poquito la cara y retocar el Universo Merc antes de sacarlos al mercado, y eso es lo que hice en 2016 con la primera versión en formatos Mobi y ePub. Aunque la idea funcionó bastante bien con el primer volumen, aun así no resultaba todo lo atrayente que uno espera encontrar en un librojuego, quizá porque un libro electrónico no luce demasiado bien en una estantería o en los stands de las ferias y presentaciones. Por tanto, había que darle un nuevo enfoque y una nueva imagen, y el clásico y fiable papel se presentaba como una alternativa más que apetecible, en especial si quería terminar en los estantes de las tiendas o en los distribuidores.




¿Qué es la Saga del Merc?
Bueno, pues se trata de las aventuras de Nic Stamos, un mercenario que opera en solitario en un futuro plagado de civilizaciones alienígenas que yo denomino «El Universo Merc».

¿Qué es el universo Merc?
Ni más ni menos que la compleja ambientación de ciencia ficción que empecé a crear cuando tenía trece años y en la que se han basado muchos de mis cuentos (terminados o no) de ciencia ficción, entre los que se cuenta el relato que da nombre a la antología Navescuela, que también será publicada en breve como homenaje a mis jovencísimos aprendices de escritores. Básicamente, el Universo Merc es una Space Ópera con una cronología que será desvelada a su debido tiempo en La Saga del Merc, entre otros proyectos.

¿Qué tiene de nuevo esta reedición?
Lo más evidente es que se trata de una versión en papel, lo cual implica una manera de funcionar muy diferente, tanto en presentación como en dinámica de juego. Para lo primero, he tenido la tremenda suerte de contar con la colaboración del ilustrador Jorge Fernández, de Logroño, conocido por algunos de sus trabajos para editoriales con más solera (y calado) que Con Pluma y Píxel.

Si queréis echarle un vistazo a su portfolio, lo tenéis aquí.
Boceto para Rescate en Remsis VII (La Saga del Merc) por Jorge Fernández

Para lo segundo, tuve que desempolvar un viejo reglamento que escribí en 1992 y que nunca llegue a utilizar, pero que venía al pelo para una serie de aventuras espaciales en la que las proezas heroicas y los giros imposibles (muy en la línea de la Space Ópera) son el pan de cada día. El sistema (cuya versión definitiva se llama Alea3) es rápido, intuitivo y, en ocasiones, letal. ¡Pero estamos de aventuras, que es de lo que se trata!

Bueno, y ya está bien de hablar del bueno de Nic. Lo mejor es que lo conozcáis en persona, cosa que ocurrirá hacia mayo de 2018, si no antes.

Ahora toca hablar de la segunda serie de libros.



FLASH INTERACTIVO


La idea de la colección Flash Interactivo surgió durante la Hispacon del 2018, en la que me planteé dar salida a toda una serie de librojuegos breves que tenía rondando por diferentes carpetas sin saber muy bien qué hacer con ellos. Algunos de ellos vieron la luz convertidos en videojuegos tipo arcade en mi página Scarabeus Juegos, pero la mayoría tuvieron su origen mucho tiempo atrás, en los primeros albores de mi apasionamiento por la literatura.
First Person Shooter de Scarabeus Juegos (2005)

Y no, no penséis que esto ocurrió en una ilustre biblioteca ni nada parecido, porque os recuerdo que soy hijo de los setenta. Mi acercamiento a la literatura fue a través de las «novelillas de a duro» (hoy llamadas bolsilibros) y los relatos del «Tío Creepy», así que no esperéis nada parecido a la alta literatura de alguien que bebió de las fuentes del folletín más clásico, de ese que ya no se edita pero que marcó una época. Aunque luego vendría mi acercamiento a los libros «de verdad», lo cierto es que mis orígenes son mucho más mundanos.



Bolsilibros
En cualquier caso, en la Hispacon de 2018 tuve la revelación de lo que iba a hacer con tantos bocetos e ideas que llevaban muchos años durmiendo en el sueño del olvido: los convertiría en una serie de bolsilibros interactivos,  con el más genuino aspecto de los setenta o, como se dice ahora, vintage. Como sus padres no interactivos, estos bolsilibrojuegos tendrían un formato que permitiría llevarlos a cualquier sitio y, lo más importante, leerlos en cualquier sitio.

Lo primero que pensé fue en el formato electrónico, ya que todo el mundo lleva un móvil en el bolsillo y la idea de la portabilidad me volvía loco. Sin embargo, necesitaba una distribución en condiciones y que los libros se vieran en las tiendas y en las ferias, así que opté de nuevo por el formato papel (muy setentero), pero con un precio mucho más asequible que el que suele tener un libro común hoy en día.

El resultado es una colección de librojuegos setenteros (otra vez el vintage ese), cuyo primer número es una reedición de uno de mis clásicos, cuya versión reducida ya había sido publicada a través de Librojuegos.org en la serie Microdédalos, y que se titulaba Lucha Final.
Icono de Lucha Final, por Francisco Tapia-Fuentes

¿Qué es Lucha final?
Es el nombre de un concurso televisivo del alocado futuro, una historia de ambientación ciberpunk en la que los mamporros y las compras a crédito van de la mano. El sistema utilizado es nuestro Sistema PD.

A la fecha de escritura del borrador de este artículo, el primer volumen de Flash Interactivo está ya camino de la imprenta, así que esperamos tenerlo entre nosotros a no mucho más tardar, una vez resueltas todas las cuestiones administrativas, permisos y de distribución que siempre vienen acompañando a cualquier proyecto editorial más o menos serio. Por supuesto, también estamos lavándole la cara al segundo número, del que ya os hablaré en otra ocasión, pero que tiene mucho que ver con los sucesos que se cuentan en Hijos de la destrucción.

Como veis, queridos lectores que estáis de puente, no hemos estado precisamente ociosos en Con Pluma y Píxel. Lo que ocurre es que la mayoría de las tareas que se llevan a cabo para publicar un libro con una calidad medianamente decente son de esas que no suelen salir a la luz porque se hacen entre bastidores. Ahora, mientras lees estas líneas, yo estoy dándome un garbeo por las Ómicron 2018, seguramente jugando a X-Wing, a rol o dando la lata por ahí.

Si estás por Zalla, seguro que nos vemos.

Si no lo estás, entonces nos leemos la semana que viene.



Imágenes: todas las imágenes mostradas en esta entrada están sujetas a copyright por parte de Con Pluma y Píxel ediciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios están sujetos a moderación por parte del administrador. Te rogamos que tengas un poco de paciencia.

Entrada destacada

Cuidado con los detalles en worldbuilding