sábado, 10 de febrero de 2018

5 razones por las que los juegos de rol son tan apasionantes

rol en Con Pluma y Píxel

Hoy empieza el carnaval, la fiesta en cuyo origen se celebraban todo tipo de excesos antes de la entrada en la rigidez de la cuaresma. Estas son, después de las celebraciones de fin de año, las más alocadas del calendario, en la que grandes y pequeños se disfrazan de lo que no son para parecer lo que realmente sienten que son. Esta metáfora de la vida es lo que nos ha llevado a muchos a acercarnos a los juegos de rol, en un ejercicio mental de practicar la empatía, de ponernos en la piel de otros seres y, además, disfrutar con ello.

Por todo esto, hoy os traemos un artículo en el que os recordamos qué es lo que hace a los juegos de rol tan fascinantes. Allá vamos.

5 razones por las que los juegos de rol son tan apasionantes

1) Permiten el distanciamiento de la realidad: esto es lo que se llama evasión, y no deja de ser un mecanismo de defensa para evitar la confrontación directa. Si esto se produce de manera constante e incontrolada, tenemos entre manos un grave problema psicológico, pues la aceptación de la realidad forma parte tanto del crecimiento personal como de la propia socialización. Sin embargo, si se produce de manera consciente y controlada, nos permite adoptar otros puntos de vista y evaluar «desde fuera» situaciones que podrían resultar conflictivas o peligrosas para nosotros, cuando no imposibles. De hecho, este es el origen terapéutico de los juegos de rol y la razón por la que siguen siendo muy populares (con un repunte en los últimos tiempos, vencido ya el estigma social) en el mundo de la educación.

2) Fomentan la creatividad: los juegos de rol son de esas aficiones relativamente baratas que sirven para estimular la creatividad de las personas, ya que las obligan a crear todo un mundo y determinadas situaciones desde un texto o una descripción. En ese sentido, estimulan y hacen funcionar diferentes partes del cerebro a la vez, por lo que son un buen ejercicio mental. Empieza a haber estudios (como este, de la revista Rayuela), en los que se destaca la importancia del papel del juego en el desarrollo de los niños. Frente a una sociedad en la que prima lo visual y lo inmediato, como es el caso de los videojuegos, actividades como los juegos de rol son una puerta abierta a la imaginación y el uso de la propia creatividad a partir de los recursos intelectuales, lo que favorece el desarrollo de nuevas aptitudes y estimula el crecimiento personal.

3) Permiten el desarrollo de habilidades sociales: los juegos de rol son como una «obra de teatro en directo», lo que implica que deben ponerse en juego mecanismos muy importantes de improvisación a la hora de enfrentarse a determinadas situaciones. Frente a la mayoría de los juegos de tablero o los de cartas coleccionables, los juegos de rol promueven la interacción social dialéctica entre los jugadores, ya que estos deben enfrentarse en tiempo real a situaciones de todo tipo y, sobre todo, saber interpretar correctamente emociones y palabras dichas en un determinado contexto. En ese sentido, resulta enriquecedor saber que se están utilizando los juegos de rol para potenciar las habilidades sociales de personas con autismo (por ejemplo, el programa de Autism Nova Scotia Dungeons&Dragons club), lo que indica que su potencial educativo y formativo, convenientemente encauzados, son enormes.

4) Refuerzan las habilidades matemáticas: aunque los juegos de rol de última generación huyen de aquellas complicadísimas tablas y operaciones matemáticas típicas de los juegos de primera generación, tales como Aftermath o Rolemaster, lo cierto es que el componente matemático sigue estando presente en ellos, ya sea para calcular las posibilidades de lograr determinados objetivos (cálculo probabilístico, simple o compuesto) o la suma y resta de cantidades, todo ello en tiempo real. En una situación crítica, es preciso disponer de unas buenas habilidades de cálculo mental para no retrasar demasiado el ritmo de la partida, lo cual repercute positivamente en la aplicación de dichas habilidades en la vida diaria, especialmente en lo que se refiere a operaciones aritméticas o el cálculo de porcentajes.

5) Incrementan el nivel cultural: los jugadores de rol suelen ser gente más culta que la media. Esto no es ninguna casualidad, ya que el hecho de tener que preparar una sesión de juego o de tener que decidir el curso de nuestras acciones en un determinado ambiente, histórico o no, tiene el efecto colateral de despertar la curiosidad por los temas que se traten, a fin de aumentar nuestra propia base de recuerdos con datos que nos permitan llevar a buen término nuestras aventuras. En ese sentido, los jugadores de rol suelen tener unos altos índices de lectura y unas buenas nociones de historia (y de «pseudohistoria», que también hay de eso) , así como de conocimientos de otras áreas tales como biología, física, ingeniería o informática, debido a que pueden utilizar parte de dichos conocimientos en sus sesiones de juego para lograr sus objetivos.

Resumiendo, diremos que los juegos de rol presentan una gran cantidad de beneficios para aquellos que los practican, siempre que esta práctica no supere los límites de lo razonable. Entre los argumentos esgrimidos por sus detractores están el elevado consumo  de tiempo y la posibilidad de que sea una evasión sin más, lo cual pone en las manos de los jugadores y educadores la responsabilidad de poner ciertos límites y, sobre todo, la toma de conciencia de que se trata de un hobby muy completo, pero que no por ello deja de ser un mero pasatiempo.

Hasta aquí hemos llegado en nuestro artículo semanal. Disfrutad del carnaval y de todo lo que nos ofrece, leed mucho y, sobre todo, aprovechad lo que os ofrece la vida como si el mundo se fuera a acabar mañana. ¡Carpe díem para todos!

Hasta la semana que viene.
Nos leemos.

Si te has quedado con ganas, aquí tienes unos jugosos enlaces para saber más:








Imagen: Preparando la partida, by Francisco Tapia-Fuentes

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Al comentar en este sitio aceptas los términos de la política de privacidad y datos personales que figura más abajo.
Los comentarios están sujetos a moderación por parte del administrador. Te rogamos que tengas un poco de paciencia.

Entrada destacada

Diez proyectos de Con Pluma y Píxel